TRANSFORMANDO LA ENVIDIA EN UN SENTIMIENTO POSITIVO

“Un pequeño monstruo llamado envidia”

En esta época del internet es muy probable que tengas un modelo a seguir o alguien que se dedique a algo muy similar a lo que tú quieres hacer pero de repente escuchas una pequeña criatura susurrando en tu mente que tú deberías de tener eso y probablemente experimentes coraje, tristeza e incluso frustración.

Lo que hay que explicarle a esta criatura llamada envidia es que está bien querer las cosas, pero al mismo tiempo hay que ver lo que ya tenemos, lo que ya hicimos, lo que nos falta, lo que queremos. Es muy fácil enfocar nuestra energía en las ausencias o huecos que encontramos pero ¿ Por qué no vemos hacía nosotros?

large (53)

Parece sencillo que esas personas a las que admiramos tengan mucho de lo que nosotros queremos pero seguramente ellos ya recorrieron un camino y lo que vemos son los frutos de sus esfuerzos, miedos o valentía.

Muchas veces estamos viendo hacia afuera pero requerimos ver hacia nosotros para poder contemplar y admirar lo que hemos hecho, los miedos que hemos vencido, las pruebas que nos costaron trabajos, los malos y buenos momentos que nos hicieron ver la vida con otros ojos.

Está bien que admiremos a las personas por lo que tienen o han logrado. Lo que ellas tienen porque podemos transformarlo en nuestro objetivo pero hay que recordar que nuestro camino vale mucho por el simple hecho de que sea nuestro, hay que aprovechar cada paso que damos para saber que es nuestro ritmo y nadie puede decirnos a que velocidad ir.

large (51)

Disfruta el proceso de hacer algo que amas, las personas que te acompañan, los problemas que te angustian, las cosas que has aprendido, los lugares que has visitado, las emociones que has experimentado y todo lo que te falta por hacer porque esta no es ni la mitad de lo mucho que la vida tiene para ofrecerte.

En caso de que esto no te convenza mucho puedes buscar en las autobiografías de gente que admires verás que todos los caminos son diferentes con diversas dificultades pero al mismo tiempo con gente que ha podido transitarlos de forma victoriosa o los que decidieron que eso no era lo que querían al final el objetivo es poder apreciar cada momento de nuestras vidas independientemente de como fuimos o como vayamos a ser.

Dile al monstruo de la envidia que si está padre lo que han hecho pero que tu quieres ir por más y para eso hay que enfocarse en nosotros mismos.Disfruta y agradece este momento porque cuando estamos dispuestos a estar en el presente, lo demás fluye.

Related Posts

No Comments

Leave a Reply