0

Todos los cuerpos son hermosos

septiembre 9, 2020

Después de dos horas enteras… me rendí; outfit tras outfit me cambie, pero ninguno se logró ver tan bien como yo esperaba; simplemente mi cuerpo no me convencía al lucir frente aquel espejo de cuerpo entero.
Decidí mejor quedarme en casa a ver una peli más, aunque siendo sincera, sin concentrarme en ningún extracto del guión que los personajes relataban, pues mi cabeza divagaba en lo bien que se iban a ver todas las chicas en aquellos vestidos amarillos, naranjas, rosas para el verano de este año.

Esto que te acabo de contar, era un pensamiento habitual, una creencia que limitaba realmente mi disfrute real de mi vida. Muchas historias así comencé a conocer en otras chicas con contextos distintos y cuerpos distintos.

¿Por qué no podemos eliminar sin pensar, las cadenas que atan a nuestros cuerpos de sentirse libres tal y como son?

El cuerpo suele ser un tema tan público, tan vulnerable a los ojos de los demás; un tema que, sin permisos, se asume la autoridad de imponer etiquetas, juicios, palabras y hasta consejos para mejorarlos, cuando las propietarias y propietarios se sumergen a un ambiente de normalización y de creencias respecto a que sus cuerpos están mal por el simple motivo de no entrar a la talla comercial, por no coincidir con el color requerido, o a la musculatura ideal.

¡Quiero vivir libre! – un día me dije mirándome al espejo –  sin juicios ni limitaciones, quiero mostrar mi belleza exterior sin ninguna vergüenza o miedo a los ojos de los demás.

Y comencé a declarar, comencé a cambiar la manera de aceptar la figura que visualizaba cada mañana en ese espejo. Decidí ver mi templo y refugio del alma, como un espacio único de hábitat de mi ser. Comencé a entender que mi valor no radica en el número que indica mi ropa, en mi tipo o color de piel, o la simple estatura que poseo.

Inicie la acción de involucrar amor propio a mi vida, y a mi cuerpo especialmente; no es fácil y requiere de mucha determinación, pero poco a poco el autocuidado apareció, porque deje atrás la frustración y comencé a ocuparme en escuchar lo necesario para mi, priorizando mi felicidad y mi paz mental, rindiendo cuentas a mi misma y no a los demás. 

Es hermoso este viaje en el entendí que esto es mío solamente. Sufrí caídas y bloqueos, sin embargo junto a la red de múltiples personas que buscan el amor hacia los cuerpos todo era más fácil, pues tenía una mano tendida a la distancia recordandome lo valiosa que ya soy, por mi ser que vive en mi. 

Amarte es una tarea diaria, pero ten por seguro que muchas estamos en este camino y te apoyaremos a cada paso que des de esta hermosa travesía llamada “la magia del autoencanto”.

Nuestra #RecomendaciónConfeti es:

    Leave a Reply


    Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/wearegir/public_html/sritaconfeti.com/wp-includes/functions.php on line 4609

    Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/wearegir/public_html/sritaconfeti.com/wp-content/plugins/really-simple-ssl/class-mixed-content-fixer.php on line 111