0

Palabras para una mujer extraordinaria

enero 30, 2017

Hoy desperté con las ganas de hacerte saber lo importante  que eres para mí.

De decirte que a veces por la rutina del día a día olvido demostrarte y decirte que eres la persona más importante en mi vida y que te amo como a nadie más.

Hoy quise hacerme el tiempo para recordarte lo maravillosa que eres, por dentro y por fuera.

Eres la mujer más hermosa que he conocido, lo sé por qué lo veo todos los días. Es maravilloso el como la belleza de tu alma se refleja en tus ojos, tus palabras, tus formas.

Es por eso que tanta gente quiere estar a tu alrededor, ser contagiados por tu brillo. De ese brillo de tus ojos, que es mágico.

Hoy tengo mucho que decirte, porque a pesar de que convivimos  todo el tiempo. Me guardo cosas y lo dejo para después. O siempre veo el lado negativo, esa mala costumbre que nos arruina o atormenta por momentos, de culparnos, de hacernos menos, de ver sólo las fallas una y otra vez.

Primero quiero pedirte una disculpa.

Perdóname por faltarte al respeto, por darte la espalda, por no escucharte, por la apatía, por no darte lo que necesitas, por hacerte daño y permitir que te hagan daño otros.

Perdón por no comer bien, por no hacer el tiempo para hacer ejercicio, para descansar, para hacer las cosas que más te gustan, como escuchar música, como leer un buen libro, como estudiar algún curso en línea, bailar, viajar sola, vestirte linda solo para ti.  Por dejar a un lado a tus amigos y familia. Perdón por evadir, perdón por tener miedo a que seas grande,  a mostrar quien eres, miedo a tomar decisiones difíciles, perdón por angustiarte por algo que aún no ha pasado, perdón por permitir que el miedo nos paralice y nos orille a tomar malas decisiones o dejar de tomarlas.

Perdón por perder el enfoque, por hacer compras compulsivas, por proponer metas y no cumplirlas, perdón por permitir que la tristeza y la apatía nos dominen.

Perdón por confiar en todos, por no ser sincera contigo, por no tomar responsabilidad, por poner excusas, por dejar las cosas y no tomar iniciativa.

Por no permitirte crecer, por darle importancia a lo que te limita, perdón por invertir energía en algo que no te aporta.

Perdón por no ser tú, por no tomarte en cuenta, por siempre complacer a todos y dejarte hasta el último lugar.

Perdón por exigirte demasiado, por no aceptar que no eres perfecta y esta bien. Esos defectos y esas fortalezas son las que hacen que tu personalidad sea exquisita y única, y que te cuesta tanto aceptar.

Perdón por no ser clara, ni sincera, por quedarme en silencio, por no poner límites, por no decir NO cuando se tenía que decir, por negarme a la verdad, por dejar a un lado nuestros sueños.

Por no soltar cuando debía, por aferrarme a situaciones, momentos y personas que solo te hacían daño.

Sinceramente perdóname por todo esto, actué siempre sin pensar más allá, sin ver que algunas consecuencias empeoran nuestra situación, nos aprisiona y no nos deja ser.

Algo en lo que debes trabajar es el dejar de escuchar lo que dicen a tu alrededor y dejar de creerlo, lo que debes hacer es escuchar tu voz interna, no debes dejarla a un lado, esa voz que siempre te ha guiado a dar esos grandes pasos, esos que nos han hecho vivir grandes experiencias.

Di lo que te gusta, haz lo que sientas, tu sabes exactamente quien eres y sabes que el momento es AHORA, tienes que decidir quedarte o trascender.

Visualiza a donde has llegado, tal vez no te sientas satisfecha, porque no ha sido, en el tiempo que habías establecido o en las condiciones que habías imaginado, pero siempre has sabido enfrentar los retos y aprendido las lecciones, siempre has conseguido lo que te has propuesto, cuando lo has decidido con el corazón.

Haz crecido de una manera más completa, no solo intelectualmente, has involucrado a tu alma y tu corazón. Mucha gente no lo hace, se queda estancado por siempre en el dolor, en lo material, en lo irracional.

Las piedras en el camino, los vacíos y las situaciones difíciles, te han enseñado a ser más fuerte, ágil y asertiva para lo que viene, para lo que quieres, para en quien quieres convertirte.

Siempre das lo mejor de ti y no dejes de hacerlo, no sabes quien te observa y a quién inspiras, porque no te has dado por vencida nunca. Igual te has visto vulnerable, pero el aceptarlo te hace mas ser humano, muy valioso. Alguien que está consciente de que en su vulnerabilidad encuentra la fuerza para seguir adelante.

Agradece que conoces lo que es el amor, el amar y ser amado, tener una familia y amigos verdaderos y  sinceros, que te apoyan, no importa el lugar, la distancia, ni la hora. Y siempre  te impulsan a ser mejor.

Agradece que conoces el dolor, y que te has librado de él.

Agradece la magia que tienes para transformar tu alrededor y el de los demás.

 

Agradece que eres libre, nunca creas lo contrario, que nadie ni nada te aprisione.

Deja salir a tu niña interna de vez en cuando, no tomes las cosas tan serias, sal y disfruta del mar, el atardecer, el frío, la compañía de tu mascota, de tu sola presencia.

Siéntete orgullosa de quien eres, eres extraordinaria tal como eres, con esa sonrisa, con esa ceja pronunciada, con las pecas en las mejillas, con el cabello rizado, con esa personalidad, timida, risueña, soñadora.

Llora, grita, ríe cuando lo sientas, toma un respiro cuando lo necesites, deja salir esos sentimientos, víbralos!, porque eso significa que estás viva.

Te amo hermosa.

Que hoy que te escribo esto no pierdas la confianza en la gran mujer que eres y continúa, porque lo puedes todo.

Que hoy sea el inicio de la vida que mereces.

No estás sola, me tienes a mí, prometo siempre estar ahí cuando lo necesites.

Sabes donde encontrarme…  en el espejo.

Leave a Reply


Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/wearegir/public_html/sritaconfeti.com/wp-includes/functions.php on line 4609

Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/wearegir/public_html/sritaconfeti.com/wp-content/plugins/really-simple-ssl/class-mixed-content-fixer.php on line 111