0

Palabras para calmar la ansiedad del futuro

agosto 5, 2020

Me puse a observar últimamente la situación que vive cada una de las personas que me rodean y me di cuenta que muchos realmente la están pasando mal en estos momentos.. Uno muchas veces siente que la tormenta no tiene fin e inclusive deseariamos cabmiar todo para jamas passar por este momento tan angustiante, pero esa no es la clave; dentro de la tormenta es donde uno descubre quien está a tu lado para sumar y quien no.

Todos estamos pasando un momento complicado que paralizó no únicamente nuestros trabajos, también nuestros proyectos, planes, y demás cosas que por lo general damos por sentado como si estuviéramos seguros que nunca pasaría algo tan pero tan malo que te alejaría de la gente que amas; que traería incertidumbre respecto al rumbo de nuestro proyecto de vida y nuestro trabajo, y sobre todo, que nos haría sacar nuestra resiliencia.

En tiempos de pandemia en los que no sabemos hacia dónde va nuestra vida es cuando realmente nos sentamos a valorar lo que hemos logrado y lo que tenemos. Por eso hoy te voy a hablar sobre algo que a mí me enseñó mucho y me ayudó a no decaer.

Tú sabes que la cultura Japonesa se caracteriza por su organización, la pulcritud en las actividades que desempeñan y la filosofía con la que ven la vida, y es de ésto último de lo que quiero hablarte: la leyenda del Kintsukuroi.


Esta leyenda habla sobre la belleza del error, el reponerse después de un daño.

Los japoneses tienen la creencia que cuando un objeto precioso se rompía no perdía su valor sino que se volvía más bello, por ello acostumbraban pegar objetos de cerámica con una mezcla de oro y le daban una segunda oportunidad de vida, resaltando que un objeto que recibió un daño se vuelve más bello y fuerte una vez que lo reparas.

Lo mismo pienso respecto a la vida, te invito a reflexionar sobre los regalos que tienes hoy, dejamos de extrañar las cosas materiales, pudimos sobrellevar meses de encierro sin poder salir a divertirnos, comenzamos a valorar más a la familia y a las amistades, nuestra salud se volvió prioridad porque entendimos que estar bien uno es garantizar que estén bien las personas que amamos, nos aterra la idea de que algún día nos hagan falta, así que tomas las riendas de la responsabilidad, te curas los raspones de las adversidades que esto nos ha traído y sigues adelante como el Kintsukuroi.

Tal vez en este momento aún conservas tu trabajo, lo amas más que nunca porque sabes que tu estabilidad no se vio tan dañada, tal vez lo perdiste pero te haz dado cuenta de la enorme oportunidad que tienes frente a tus ojos de crear cosas nuevas y emprender, te diste cuenta que irónicamente ahora estás más cerca de tus amigos esos con los que antes postergabas tantas veces las salidas para hoy conectarte feliz a través de videollamada para saludarlos, comenzaste a crear cosas nuevas, enchulaste tu casa, pasaste más tiempo con tus mascotas… ¡valoraste más que nunca tu vida!

Las cosas simples son las que más valor tienen para ti ahora, necesitábamos una sacudida para aprender a valorar hasta el aire que respiramos que ahora se ve limitado por unas horribles mascaras que no sólo ocultan nuestras sonrisa sino que verdaderamente nos han mostrado lo bello que es respirar aire puro.

Si hoy ves tu panorama con fatalismo, crees que eres el único que está pasando por momentos difíciles reflexiona y aprende a ser agradecido por lo que si y por lo que no, porque todo tiene su razón de ser y ¿sabes cuál es?

Aprende a vivir hoy con intensidad, no reniegues, no juzgues pero sobre todo, no dudes que todo esto pasará.

Hoy todos portamos pijama y cabello enredado pero estamos unidos, estamos con los que nos importan y ese es un regalo, si tú te cuidas y te mantienes positivo serás capaz de estar más enfocado y preparado para lo que sigue, crea, empieza desde cero, no tengas miedo a equivocarte, antes tenías todo a tu favor y de cualquier modo te equivocaste, hoy no hay nada que perder, tal vez éste es el parte aguas para tiempos memorables, más tiempo con la gente que amamos, más viajes a los lugares que siempre haz deseado conocer, más valentía para afrontar tus proyectos que no quisiste emprender en el pasado por miedo, te aseguro que esta época será
memorable para todos por el impacto que trajo consigo, pero tú decides qué haces con todo ese caos, haces arte y magia o haces lluvia e incertidumbre.

    Leave a Reply


    Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/wearegir/public_html/sritaconfeti.com/wp-includes/functions.php on line 4609

    Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/wearegir/public_html/sritaconfeti.com/wp-content/plugins/really-simple-ssl/class-mixed-content-fixer.php on line 111