Meditación y calidad de vida

Hi magic girls!

Soy Pamela Alva y estaré en este espacio compartiendo con todas ustedes energía linda, bonita vibra y mucha pero mucha magia para hacer de nuestra vida la mejor historia que jamás se haya contado. Soy muy feliz de comenzar a escribir en este sitio, espero que cada post que haga para ustedes llegue a sus corazones y deje algo lindo que permanezca por mucho tiempo.

El primer tema que elegí para abrir este espacio y compartir, es sobre meditación, y de verdad llena mi corazón de alegría porque es una actividad que yo practico y es en base a lo que he aprendido y mi experiencia en éste trayecto que deseo que ustedes la conozcan.

Captura de pantalla 2016-09-01 19.08.34

La historia de esta práctica dice más o menos así: Hace mucho mucho tiempo, en el año 1500 a.C. se comenzaron a realizar los primeros escritos sobre la meditación en la India, pero se han encontrado diversos grabados que muestra que es aún más antigua, se puede decir que tiene unos 5 mil años de antigüedad. En sus inicios, estas enseñanzas se transmitían en forma de cantos o poemas, y lo hacían los llamados Rishis hindús o sabios iluminados con el fin de lograr la salvación y la unión con el creador. Así, se fueron desarrollando otras formas de meditación en la China Taoista y la India Budista en los siglos sexto y quinto a.C. En occidente gracias a Philo de Alexander y Plotino es que se desarrollaron algunas técnicas que implicaban atención y concentración. La ruta de la seda contribuyó a difundir el budismo a otros países orientales, y durante la edad media se movió a Europa y Medio Oriente. En lo que respecta a Occidente fue durante el siglo 18 que filósofos como Voltaire hablaran sobre ella.

Su difusión y alcance ha sido tal que hoy en día es una palabra bastante común que se puede escuchar en diversas pláticas que tenemos durante el día, y es que cada vez va tomando más fuerza y aceptación entre la gente. Me atrevo a asegurar que por lo menos cada una de nosotras conocemos a alguien que la lleva a cabo.
Detengamos un momento a conocer algunos de sus significados:

– Orar mentalmente sobre algún tema religioso o trascendente.
– Describe la práctica de un estado de atención concentrada sobre un objeto externo, pensamiento, la propia conciencia, o el propio estado de concentración.

Estos son algunas definiciones que encontré, pero en lo personal pienso que cada quién hace de la meditación algo propio y es en base a ello que crean su significado, esto es totalmente independiente de cualquier religión, uno de los significados que conocí en la comunidad de Mujer Holística, que me encanta y que comparto totalmente es:

“Meditar es poder sentir la infinidad de la mente y del espíritu sin que dominen los pensamientos. Es una forma de ser en la que te permites estar en donde te encuentres, sin resistencia y observando plenamente el momento presente, consciente de tu experiencia como ser humano.”

Para mi meditar es un estilo de vida, no se trata solo del momento en el que nos sentamos a escuchar una melodía suave o una meditación guiada, es llevar este estado de calma, paz y conciencia durante todo nuestro día y en cada situación que se nos presente, puede sonar fácil, pero como en todo se requiere de mucha práctica para poder adaptarlo a nuestro día a día y que se vuelva un hábito.

Ahora, respiremos profundo, ¡hahaha! No comenzaremos una meditación, solo es para que se relajen, porque siempre que leemos las palabras práctica y hábito entramos en pánico. Rompamos los mitos y estereotipos que se han formado alrededor de la meditación, meditar no significa poner “la mente en blanco” ni tampoco implica solo sentarse a escuchar cierta melodía, palabras o sonidos, existen muchas formas de meditar, ya que lo que se pretende con la meditación es conectar con ese estado y esencia pura que todos tenemos dentro, pero que con el rápido vivir olvidamos escuchar y prestar atención. Algunas maneras de meditar que he conocido son: solo respirar, visualizar, repetir un mantra, bailar, orar, mindfulness, correr, caminar…estas herramientas te ayudan a conectarte con el presente y calmar los pensamientos, que en muchas ocasiones vienen como una gran avalancha a nuestra mente.

Captura de pantalla 2016-09-01 19.13.05

Los beneficios que nos ofrece la meditación son muy diversos y cada vez se van descubriendo más, es así que en la Universidad de Harvard ya la han implementado entre toda la comunidad, algunos beneficios que yo misma he experimentado son:
– Favorece la creatividad
– Mejora la memoria
– Aumenta la capacidad de concentración
– Favorece el control de estrés y ansiedad
– Ayuda a los problemas de insomnio

Algunos sitios web que les puedo recomendar para comenzar a implementar esta beneficiosa práctica son Mujer Holística y Deepak Chopra, en estos sitios encontrarán muchas herramientas que las ayudarán y guiarán en el proceso. A mí en lo personal me gustan las meditaciones guiadas y las que se concentran en la respiración, pero existen muchas técnicas y cada quién puede encontrar la que la haga sentir mejor. Recuerdan la película “Eat, pray, love” bueno…así como Elizabeth Gilbert no encontraba concentración en el cuarto de meditación si no en un lugar abierto, sola y contemplando el sonido de la naturaleza, así cada quién mediante la experimentación encontrará que es lo que la hace sentir mejor.

Comenzar solo requiere de decisión y continuidad, y el tiempo no es pretexto, ya que con tan solo cinco minutos se puede hacer una meditación de manera perfecta. Créanme que cuando comiencen a sentir los beneficios se volverá como ese espacio y momento sagrado de estar con nosotras mismas que no cambiarán por nada.

Espero este post las inspire a comenzar a meditar y pronto me cuenten que tal van en este camino, que debo decirles en increíble.

Besos. Nos leemos pronto.

Related Posts

No Comments

Leave a Reply