0

Dejé de platicar mis planes y ¡alcancé el éxito!

mayo 13, 2020

Desde pequeña he tenido la costumbre de que, al regresar a la casa al salir de la escuela, iba corriendo hacia mi mamá a enseñarle que saqué una buena calificación en mis exámenes, que el esfuerzo que estaba haciendo para lograr estaba dando resultados y me hacía ilusión compartirle a mi mamá esa felicidad que tenía.

Siempre he pensado que, si a alguien le hace feliz haber conseguido un triunfo y quiere contarte sobre eso, si esa persona es especial para ti y sabes lo mucho que se ha esforzado para lograrlo, deberías de ponerte en su lugar y estar festejando eso, sin embargo con el pasar de los años me di cuenta de que no todos pensamos igual.

Como lo dije al inicio, mi mamá desde siempre ha sido la persona que se alegra por mis éxitos, pero cuando intenté hacer lo mismo con la gente que consideraba igual de importante en mi vida o bien, intenté compartirlo por medio de redes sociales, las cosas no fueron como yo lo esperaba. Recibí comentarios que no aportaban nada positivo hacia mi trabajo o hacia mis triunfos, incluso las “críticas constructivas” de gente que no conoce del tema, pero igual tiene la facilidad de brindarme su opinión a través de una pantalla.

En ese momento empecé a ocultarlo, a evitar hablar de ello. Era algo extraño para mí, pero después de las malas experiencias previamente vividas, era lo más sano para mi salud mental y tranquilidad. Me di cuenta de que al hablar de mis planes o logros, no solamente lo que atraía eran comentarios negativos, sino malas vibras, mentalidad de carencia y sobre todo, envidia.

La gente siempre va a encontrar la forma de verle lo malo a todo lo positivo que hagas y, me quedó claro con diversas experiencias que viví, que las críticas siempre van a estar presentes cuando uno expone sus planes y que en realidad es muy poca la gente que realmente querrá celebrar a tu lado los éxitos que lograste.

Cuando dejé de contar mis planes alcancé mis éxitos más fácilmente, y sobretodo comencé a valorar a cada persona que antes de juzgarme, me apoyo, a cada amiga que estuvo ahí para darme la motivación necesaria, a cada abrazo de esperanza y a cada reacción positiva que me alentó para llegar hasta donde estoy: la cima del éxito.

Aún así, decidas o no contarlos, lo importante es que te sientas orgullosa de alcanzar la meta que te propusiste, la persona que más debe preocuparse por ti eres tú misma, así que mientras otros hablen bien o mal de ti, la opinión que más te debe importar es la que tienes tú. ¡Ánimo y sigue adelante!

    Leave a Reply


    Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/wearegir/public_html/sritaconfeti.com/wp-includes/functions.php on line 4609

    Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/wearegir/public_html/sritaconfeti.com/wp-content/plugins/really-simple-ssl/class-mixed-content-fixer.php on line 111