Deja de compararte, no es bueno para nadie

¿Por qué no tengo esos ojos azules? ¿Por qué mis pompis no se ven como las de ellas? ¿Por qué mi cuerpo no se ve tan delgado como el de esa modelo o cantante?, ¿Por qué no puedo tener el cabello tan lacio y brilloso, si me pongo tantos productos y lo veo igual y el de mi amiga está tan bonito y no usa nada?, ¿Por qué no puedo tener un novio tan genial como el de mi vecina? 

¿Alguna vez te has hecho estas preguntas y te has sentido menos o inferior a los demás solo por no ser como ellos, por no tener sus cosas, ya sean materiales o físicas? 

¿Alguien te han dicho, ¡ay mira ella ya tiene el gran trabajo, tiene un auto nuevo, viaja cada fin de semana y ya se va a casar con el hombre de sus sueños¡? Y tú al instante te sentiste pésimo, pues no has logrado nada de eso; déjame decirte que eso no te ayuda en nada, compararnos con los demás no nos hace nada bien, al contrario, hace que minimicemos nuestros logros y en algunos casos nos sintamos insatisfechos y deprimidos; lo que debemos hacer, es pensar y reflexionar acerca de nuestras destrezas, nuestros sueños y metas, ya que todos como individuos somos completamente distintos, vivimos en contextos y situaciones diferentes, en nuestras vidas han pasado cosas que nos han hecho quienes somos. Vamos a ritmos diferentes, no podemos reaccionar, responder y comportarnos como los demás, porque realmente sería todo muy aburrido.

No podemos seguir comparándonos con todo el mundo, porque así nunca seremos felices, ni estaremos satisfechos con nuestra vida, perderemos el tiempo intentando ser como ellos y tratando de investigar porque ellos son así y nosotros no, déjame decirte algo, verlos y pensar ¿Por qué no soy así?, no te va a llevar a ninguna parte; lo mejor que puedes hacer es identificar tus habilidades y resaltar tus cualidades, enfocarte en ellas y así cuando menos te des cuenta, lo que no te gustaba de ti, ahora será lo que te haga sobresalir entre los demás y creéme te sentirás orgullosa de eso.

Hay ocasiones en que la imagen física, nos hace inseguros, porque estamos rodeados de estereotipos y super modelos, personas con estilos de vida wow, que nos hacen dudar de nuestra percepción, de la forma en que nos vemos; pero quién dice qué es bello y qué es feo, o incluso perfecto, yo no creo que existan personas perfectas, ¿No crees que sería muy falso afirmarlo?, todos  tenemos cosas buenas y no tan buenas; pero debemos enfocarnos en lo que nos hace únicos, que si tienes una cicatriz, una mancha, tu cabello es alocado, tus ojos son pequeños, no eres tan alto como quisieras, que si no usas una talla small, que si eres muy delgado, todas esas cuestiones nos hacen diferentes unos a otros; y no podemos hacer nada para cambiarlo, porque simplemente así nacimos, no tiene nada de malo ser así; pero lo que podemos hacer, es resaltar esas cosas y hacerlas parte de nosotros, sentirnos orgullosos de quienes somos, y vivir a nuestro tiempo, no tratar de imitar a nadie, ni envidiar nada.

Hay momentos en los que no podemos evitar llegar a la comparación, pero que tal si en vez de fijarnos en los demás nos enfocamos en nosotras mismas y ponemos en práctica estos pequeños consejos que poco a poco harán que dejemos de compararnos:

-Busca algo en lo que te sientas muy cómoda, algo en lo que seas buena, que te haga sentir bien y con energía, así estarás tan enfocada en esa actividad que no te interesarás por lo que hacen los otros.

-Sé objetiva y analiza qué cualidades tienes, si eres buena para escribir, para dibujar, si puedes practicar algún deporte, así te sentirás atraída por ello. Se convertirá en tu pasión.

-Si quieres lograr algo, lucha por ello, recuerda que dicen que las mejores cosas son difíciles de conseguir, pero te dan mucha alegría y satisfacción, así no tendrás nada que envidiar o desear de otros.

-Ponte metas a corto y largo plazo y cuando las vayas logrando, festéjate y siéntete orgullosa de ellas, tú misma puedes echarte porras, como dicen por ahí, si no lo haces tú misma quien más.

-Enfócate en tu vida, en tus posibilidades; de acuerdo a tus alcances, porque no es bueno empezar a observar a  otros, que por ejemplo son millonarios y tienen acceso a muchas cosas que la gran mayoría no, y desear ser así; sin embargo, si te enfocas en cosas más cercanas a ti,  te será más fácil y estarás agusto con ello; por lo tanto no tendrás que comenzar a compararte.

-Celebra tus logros, por muy pequeños que sean, te han costado y has puesto todo tu empeño en ellos.

-No te fijes en los demás, todos, absolutamente todos, somos diferentes, vamos a ritmos distintos, no pensamos igual, unos tardamos más que otros en encontrar el amor, en conseguir un trabajo, en madurar, en emprender algún negocio, pero también sabemos que somos capaces y lo podemos lograr, sin necesidad de estar haciendo comparaciones.

-Trabaja en mejorar todos tus ámbitos, cuida tu cuerpo, dedícate unos momentos de relajación, medita, consiéntete, si quieres cambiar algo de ti, para volverte tu mejor versión, hazlo, pero recuerda que siempre debes tener presente, que todo lo que hagas, lo hagas por y para ti, no para quedar bien con alguien, ni para encajar en algún lugar, o para satisfacer a tu familia o a tu pareja; hazlo por tu bien y porque te hace sentir excelente.

Related Posts

No Comments

Leave a Reply