¿Cómo trabajar el merecimiento?

Merecer es una práctica escasa en nuestra vida diaria. Nos resulta extraño cuando una amiga de la nada nos invita a comer y ella paga la cuenta o cuando nos está yendo muy bien en el trabajo, con la familia, con el novio, y crees que algo extraño esta pasando por que todo va bien.

O cuando de repente te felicitan en el trabajo y respondes: fue esfuerzo de todo el equipo. Cuando en realidad fuiste tú la que salió tarde por semanas, incluso trabajaste en fin de semana, cancelaste otros planes, para que el proyecto se realizara exitosamente.

Estamos acostumbrados a verlo negativamente, decimos “seguro merecía perder a esa amiga”. “El karma me esta pasando factura de cuando le rompí el corazón a mi novio de la primaria”

¡BASTA! con la negatividad, merecer estar claros de lo que nos hace bien, nos hace felices dejando aun lado el perfeccionismo, las apariencias. 

¿Te suena familiar? 

Te recomendamos estos 5 pasos para practicar el merecimiento en tu vida a partir de ahora:

  1. Agenda tiempo contigo.

Como dice Britney en la canción de overprotected “I Need Me”, y es cierto. ¿cuántas veces te dejas para después? ¿Cuánto tiempo a la semana reservas para ti? Para estar contigo misma, disfrutar de tu música favorita, una serie, de tu pasatiempo favorito. O simplemente mimarte, arreglarte las uñas, comer tu snack favorito o simplemente descansar, escuchar a tu cuerpo, a tu mente y a tu corazón.

Recuerda que las relaciones se fortalecen día a día y la relación más importante de tu vida es la que tienes contigo misma.

Reservar tiempo para ti es el primer y el paso más importante para el merecimiento. En estos espacios puedes conocerte mejor y así saber tomar decisiones sobre lo que deseas en el futuro.

Háblate bonito, positivamente, se compasiva contigo, festeja los pequeños logros, de esta manera incrementarás tu autoconfianza y podrás empezar a creer que mereces lo que quieres. Básicamente date amor propio todos los días.

2. La vida sin culpas 

Este es básico, complicado, pero no imposible. Si procuras hacer el paso anterior y dedicas tiempo a conocerte mejor, tomarás mejores decisiones, sabrás perfectamente qué es lo mejor para ti, por lo tanto, no tendrás que sentir culpa por las decisiones que tomes. 

No te sientas culpable de decir que no, de faltar a esa reunión porque prefieres descansar o ir tu partido de fútbol. No te culpes de no aceptar el chantaje emocional de nadie. De tomarte ese late que te despierta para ser más productiva en las mañanas.

¡Si sabes que está dentro de tu presupuesto y que es bueno para ti adelante! Disfruta tu café.

3. No te compares

Cada persona tiene distinta manera de ver la vida, y cada quien persigue sus diferentes sueños, para ti puede ser una meta el viajar por el mundo, mientras alguien más desea con todo ser mama. Ambas metas son válidas. Cada quien tiene sus procesos, su tiempo, no te dejes apantallar por lo que se muestra en redes sociales. Recuerda que nadie postea lo mal que la está pasando.

Al compararte con alguien que no es como tu, que no tiene los mismos talentos que tu, que no piensa como tu, es una pérdida de tiempo. Solo demeritan el trabajo que haces para lograr lo que te propusiste, solo fomentas la frustración y te alejas de lo que mereces.

4. Invierte en ti

Por si no quedó claro en el punto uno, el amor propio también es invertir tiempo, energía y recursos en ti. Si sabes que ese curso de Excel te va a dar posibilidades de ascender en tu trabajo, tómalo. Si estás a dieta para sentirte mejor contigo misma, invierte en un nutriólogo que te guíe. Si crees que no puedes controlar tu ansiedad, ve a terapia para que te ayuden a manejarlo. Pide ayuda a los que te rodean. Si desde hace tiempo no te decides por hacerte un cambio de look, por que no invertir en sentirte bien contigo misma.

5. Cree en ti

Creer que lo mereces es solo apenas la mitad del camino. Si trabajarlo es la otra mitad, dejando prejuicios, malas practicas como hablarnos negativamente, compararnos con otros, ser perfeccionistas, sentir culpa, no saber que nos gusta, complacer a los demás.

Para tener confianza en ti misma se logra cumpliendo lo que te prometes, como llegar temprano, comer saludable, etc. Son pequeñas metas que reflejan que si puedes lograr lo que te propones.

Recuerda la gente exitosa no siente culpa y cree todo el tiempo que merece ese éxito, por que ha trabajado por el. La gente refleja lo que se cree de si misma, por eso créete que eres la mejor, siempre.

Related Posts

No Comments

Leave a Reply