Cómo comunicarnos positivamente con nosotras mismas

Sólo hay una persona con la que te comunicas todos los días, a todas horas y siempre está ahí para escucharte: Tú.

Y no, no estás loca ni debes pensar en tratarte por cuestiones más serias, todos lo hacemos, todos hablamos con nosotros, es una manera natural de aceptar y experimentar los sucesos que pasan en nuestro entorno.

Hablar contigo, es una manera de expresar cuánto te valoras y cómo te gustaría que los demás lo hicieran, ayuda a desarrollar la autoestima y la auto confianza además nos enseña a procesar las emociones, tanto negativas como positivas. Además te ayuda a definirte y a crear una percepción de ti, misma percepción que reflejarás con las demás personas.

En pocas palabras, las conversaciones internas son la mejor manera de conocerte y de impulsarte en los retos diarios, pero ¿qué pasa cuando las conversaciones se tornan en un discurso destructivo?

Entiendo, hay veces en las que debes señalarte y entender que alguna acción que hiciste o dejaste de hacer está mal y te puede ayudar a interiorizar los contrapiés de tu vida diaria, pero existe una línea muy delgada entre comprender la situación y culparte de todos los malestares que suceden.

“Me veo horrible en lo que traigo”, “¿por qué siempre arruino todo?”, “seguro no me escogieron para este proyecto por lo desordenada que eres”, “no me merezco esto”, “me gustaría dejar de ser como soy” “¿acaso no puedo hacer nada bien?” ¿Alguna de esas frases te suenan familiares? ¿qué crees que pasaría si se repitieran minuto a minuto?

giphy (1)Ariz

Las auto críticas severas son una fuga de energía y paralizan nuestro progreso, pero, por alguna razón nos permitimos hacerlo. Seguro sería molesto que alguien te describiera negativamente todo el tiempo o que te recordara todas las veces en las que te haz equivocado, te ofenderías y no permitirías que continuara ¿entonces por qué lo harías contigo? ¿por qué te permitirías lastimarte?

Si algo es cierto, es que nuestro peor enemigo somos nosotros mismos así que para evitar que esto suceda aquí te van algunos consejos para aprender a comunicarte positivamente con tu interior:

• Sé consiente de los patrones.
Identifica qué situaciones generan la mayor cantidad de autocrítica severa y conversaciones internas negativas. Mientras más rápido puedas encontrar la fuente de la negatividad más rápido comenzarás a cambiar estos patrones.

giphy (1)Ariz2

• Crea versiones honestas.
Cuando hacemos autocríticas sobre nosotros o nuestro trabajo, tendemos a exagerar los acontecimientos y generamos situaciones que no son fieles a lo que en realidad sucede. Comienza a ver el panorama completo, ni todo es tan malo ni todo es tan bueno.

giphy (1)Ariz3

• Identifica los discursos.
Escribe en una libreta cada palabra negativa que te dices durante un día e indica la hora en la que lo realices. Por la noche, lee esos comentarios y escribe la versión positiva. Al terminar destruye los comentarios negativos (puedes tirarlos, quemarlos o romperlos todo es válido siempre y cuando los destruyas por completo). Al siguiente día repite las versiones positivas de los comentarios, seguro te sentirás mil veces mejor.

giphy (1)Ariz4

• Alimenta tu mente.
Recuerda que nuestra mente es como una planta que se alimenta de agua y sol todos los días, pero si esa agua es turbia y el sol no se acerca a nosotros, la planta poco a poco se marchita hasta perder su belleza y brillo natural.
Escribe en una libreta los elogios que haz recibido –no importa si son por tu trabajo, tu físico o tu personalidad-, enlista tus fortalezas y crea frases con las méritos de los que te sientes orgullosa.
Nuestros pensamientos deben alimentarnos y ayudarnos a crecer y alcanzar todos nuestros objetivos.

giphy (1)Ariz5

Cómo nos tratamos y percibimos es como queremos que los demás lo hagan, así que quiérete y háblate bonito, si no eres tú ¿quién?

Related Posts

No Comments

Leave a Reply