Carta a una chica que cree que ya no pudo más y pudo seguir adelante

Me encantaría que recordaras cuántas veces te caíste, desde que te decían que no eras lo suficientemente inteligente para lograr obtener un lugar en la universidad.

Cuántas veces te esforzaste, recuerdo que te la pasabas estudiando, pero no fue suficiente para quedarte en la universidad que querías. Tu error fue pensar que no eras tan inteligente como te lo decían, lo más triste es que esas palabras vinieron de personas cercanas a ti. 

Pasaste por un momento muy frustrante en tu vida, empezaste a compararte con los demás, llorabas y sí, muchas veces preferiste hacerlo antes de dormir para que nadie se diera cuenta.

Te pido perdón, porque al final sabemos que era algo que tenía solución, pero en ocasiones eso es lo que provoca la presión de la sociedad.

¿Cuántas personas no se han suicidado por no obtener un lugar en una escuela? Afortunadamente tú contaste con el apoyo de tu familia y después de un año entraste a una universidad particular, sí, de esas que dicen que no sirven y que obtienes todo con dinero. Tú y solamente tú, sabes todos los días que te desvelaste haciendo tarea y estudiando para tus exámenes. 

Las veces que decías ya no puedo y querías dejar las cosas a medias por tus inseguridades, pero al final dabas lo mejor de ti.

Mírate ahora, terminaste tu licenciatura y estás esforzándote el doble para obtener tu título.

Tienes muy claro que estudiar una licenciatura no te hace mejor persona, porque eso lo tienes que trabajar tú, debes de tratar a las personas que te rodean como a ti te gustaría que te trataran. 

Maduraste y empezaste a dejar a un lado las críticas que no son constructivas, comprendiste que de nada te sirve compararte con los demás.

Quiero decirte que me siento muy orgullosa de ti, porque uno de tus sueños era trabajar en una editorial y ese fue tu primer empleo, ahora estás en busca de nuevas experiencias.  

Sé que en ocasiones tu carácter suele ser muy fuerte, pero cada día trabajas para ser tu mejor versión.

Entendiste que cada persona tiene su tiempo, que debes de creer en ti, nada te impide seguir cosechando sueños, recuerda que siempre habrán obstáculos, que existirá gente que te quiera ver caer, mientras que otros aplaudirán tu crecimiento profesional. 

Quiero que nunca olvides disfrutar de las pequeñas cosas, aprende de tus fracasos y celebra tus éxitos, siempre sé agradecida, sigue construyendo tu felicidad. Y si algún día sientes que no puedes salir adelante de una situación, ni con el apoyo de tu familia o amigos, pide ayuda profesional.

En ocasiones no te lo digo, pero recuerda que te quiero con el corazón.

Related Posts

No Comments

Leave a Reply