Aprendiendo a través de las relaciones

Todos estamos expuestos a caer o conocer alguna persona que resulte dañina, algunas veces esto nos ayuda a conocernos mejor, valorarnos y creer como personas, solo dejarlo como una mala experiencia que nos ayudó a madurar. Pero otras veces esto no resulta tan fácil y se vuelve un círculo vicioso que parece no tener fin, pero no te preocupes, si tiene solución y aquí te voy a compartir algunos consejos y experiencias que me ayudaron a entenderlo.

¿Cómo detectar relaciones o personas que no nos hacen bien o que son “toxicas”?
Es más fácil de lo que crees, toda persona que te haga sentir que no vales, que trate de controlarte, que te provoque sentirte infeliz, o como que estas atrapada en una especie de red, son algunas situaciones que ayudan a detectar a tiempo alguien que no te hace bien con su compañía y, es importante no ignorarlas o tomarlas como algo “normal”, ya que muchas veces se agravan y llegan a daños físicos y emocionales, como golpes o insultos.

large (6)

Como ya lo mencioné antes, todos estamos expuestos a conocer gente así, alguna vez tuve cierto novio que al principio mostraba mucho interés en mí y me hacía sentir querida y que realmente le gustaba estar conmigo, con el paso del tiempo lo fui conociendo mejor y descubrí que había actitudes que más que correctas o no, no me hacían sentir bien. Cada que le comentaba un plan o sueño se burlaba de mí y me hacía sentir inferior, él estaba tan enamorado de su carrera que intentó convencerme de que estudiara lo mismo que él para poder ser “alguien en la vida”. Me hacía ver como si sólo fuera una cara bonita y nada más y estaba tan acostumbrado a que su mamá le hiciera todo, que por su puesto trataba de repetir ese patrón conmigo. Por supuesto que esa relación terminó y si lo vemos de una forma positiva me ayudó a conocerme mejor.

Pero no solo sucede en relaciones amorosas, también hay amigos, compañeros o familia que viven para verte sufrir, que cada que logras algo se enojan o envidian todo lo que te rodea. Llegué a tener una amiga a la que consideraba como mi hermana, a todos lados íbamos juntas, teníamos metas juntas y el compromiso de ser amigas toda la vida. Y ese toda la vida culminó después de casi 10 años de amistad, mismos en los que todo el tiempo tenía actitudes negativas conmigo tales como sentir envidia de lo que hacía, burlarse constantemente de mis sueños, llegaba a decirme “hueca”, jamás se alegró sinceramente de alguna meta que cumpliera, cada que le platicaba algo que me hacía ilusión, me cambiaba el tema y empezábamos a hablar de ella. Yo veía esto como “normal” porque toda la vida había sido así, porque era una persona con muchas situaciones difíciles y yo quería apoyarla y hacerle saber que yo estaría ahí en todo momento, pero llegó el día en que me di cuenta que ella no estaría ahí de la misma manera, que algunas veces si era su amiga y otras una persona que conocía. A veces funciona hablarlo, darse un tiempo y poder encontrar la manera de llevarse bien sin tener que competir constantemente por querer ser el o la mejor, pero solo funciona dándole tiempo a la otra persona de sanar y encontrarse.

giphy (13)

Casi siempre cometemos el error de querer “salvar” a la otra persona, de creer que si seguimos ahí va a entender y va a cambiar por nosotros, pero no es así. Mientras más te aferras a esa idea, más daño te haces sin darte cuenta, y lo primero siempre deber ser tú. Y no, no de forma ‘egoísta’ si no de estar consiente que, si algo te hace daño o te incomoda no está bien, es necesario quererse mucho, aceptarnos como somos y conocernos para evitar que este tipo de personas nos afecten. La autoestima es algo que se debe trabajar día con día y ese es el objetivo principal de Señorita Confeti, hacerte ver cuánto vales y lo increíble que eres y puedes llegar a ser.

Related Posts

No Comments

Leave a Reply