5 consejos para vivir con menos estrés

¿Te ha pasado que tienes mil cosas en la cabeza, te cuesta trabajo establecer prioridades y no sabes por dónde empezar, todo se junta y sólo quisieras desaparecer? ¿Empiezas a sentir tensión en los hombros y en el cuello? ¡Oh, si! Está haciendo su aparición el estrés.

En la parte laboral, como en el día a día, todas podemos experimentar el estrés de manera diferente ya que forma parte natural de nuestras vidas,  lo verdaderamente importante es aprender a identificarlo y controlarlo, con estos tips podemos empezar:

Establece prioridades: decide qué actividades puedes hacer al momento y cuales pueden esperar. En este punto es súper importante aprender a decir no a las nuevas tareas ya que esto te abruma y no te deja avanzar. Respirar profundo te ayuda a controlar las emociones y así tomas decisiones claras para avanzar.

Duerme lo suficiente: nuestro cuerpo trabaja horas extras cuando se expone a los retos cotidianos, combinar actividades laborales con las del hogar nos demanda energía adicional. Sería padrísimo poder conectarnos una pila y andar como si nada, pero no, lo ideal es darle a nuestro cuerpo sus 8 horitas de sueño. Te ayuda mucho establecer un horario uniforme para dormir (si, así como bebé) para que te sientas renovada al despertar y será más fácil manejar cualquier problema que pueda surgir.  

Haz algo que disfrutes: dale play a tu canción favorita y repítela las veces que sean necesarias, a poco no solo de leerlo te sientes fantástica?  Pues sí, date un tiempo para hacer al menos una cosa (si, dije al menos una pero haz muchísimas) que te haga sentir bien en el transcurso del día y sea solo para ti, tu casa o la ofi son tus aliadas.

Reconoce que hay cosas que no se pueden cambiar: Uff!! Que difícil pero hay que practicarlo hasta dominarlo. No siempre tienes el control sobre las situaciones, disfruta el momento, deja ir lo que no está en sus manos cambiar y no te alteres. Esos días de lluvia, el tráfico, los reportes de última hora,  el mal humor del jefe etc…

Cambia tu perspectiva: intenta desarrollar una actitud más positiva ante los desafíos, reemplaza los pensamientos negativos con positivos, al iniciar y al terminar tu día agradece, siempre agradece, cada experiencia te lleva a crecer profesional, personal y espiritualmente y poco a poco tu postura ante ciertas situaciones será mucho más positiva.

De que se puede vivir sin estrés, se puede. Pon en práctica estos tips y seguramente tu día a día tendrá otro color.

Related Posts

No Comments

Leave a Reply