0

¿HACES LAS COSAS PARA TI O PARA LOS DEMÁS?

agosto 19, 2017

¡Hola de nuevo! Fíjate que hace unos meses me inscribí a un gimnasio, todo iba perfecto hasta que después de dos semanas me pesé y ¡zas! No bajé ni un solo gramo. Juro que me deprimí, me enojé con mi cuerpo por haberme saboteado, con la rutina, la dieta y hasta con el entrenador, de puro coraje fui y me eché una mega hamburguesa (bueno, en realidad fueron dos) y juré que no regresaría al gimnasio, pero al otro día me di cuenta de algo bien importante, no fue culpa de nadie y muchísimo menos de mi cuerpo, éste se dio cuenta que ese “empeño” que ponía era para que otra persona lo notara y no para mí, ¿cómo lo descubrí? Simplemente lo sentí, mi sexto sentido me dijo que escuchara esa voz interna que quería decirme algo.

Kim llorando

Creo que tú también has pasado lo mismo, tal vez no con el mismo ejemplo, pero hay cosas esenciales que pasamos diariamente y nunca nos detenemos a prestar un poco de atención. Cuando tenemos sueño lo primero que hacemos es tomarnos una, dos o hasta cuatro tazas de café, ya sea por la actividad que realicemos en el momento, pero nuestro cuerpo y nuestras emociones nos piden un descanso, ya sea dormir un rato o hacer meditación para relajarnos y nosotras le damos café para calmarlo, sería más fácil tomarnos un momento y atendernos, ya que nuestros sentidos nos prenden ese foquito rojo para que nos relajemos y no hagamos las cosas en automático por “algo” o “alguien”.

amorpropio

Desde un inicio cuando te haces preguntas como ¿hago lo correcto?, ¿y si me equivoco? O simplemente no te sientes a gusto en alguna situación —ojo, no digo que no tengas miedo, ya que este sentimiento es normal, el estar a disgusto es totalmente diferente— desde ahí el panorama es muy claro, pues esos son indicios de que no estamos conformes. En ocasiones nuestro cuerpo nos puede señalar cansancio, dolores de cabeza, náuseas, en fin, varios malestares en el cuerpo, o tal vez tristeza, decepción, coraje, que esos sentimientos aunque son válidos en ocasiones, cuando se manifiestan en situaciones ajenas a nuestra voluntad entonces son alarmas que debemos atender.

Otro ejemplo que pasa mucho -o por lo menos a mí y de seguro también te identificas- es cuando nos arreglamos para alguna salida o para que alguien nos vea bonitas, pasas horas eligiendo la ropa, maquillándote y sucede que a la mera hora el peinado no dura, se te corre el maquillaje, te sientes mal y lo peor es que a lo mejor esa persona ni cuenta se dio de las horas que tardaste en ponerte linda, ese rechazo u omisión nos hace sentirnos inseguras. Muchas veces le echamos culpa al destino, pero no es así, si tan sólo hiciéramos caso a las señales que salen de nosotras sería mucho más fácil darnos cuenta que para que funcionen las cosas primero debemos agradarnos a nosotras, además de sentirnos cómodas con lo que tenemos puesto, con la forma de expresarnos y lo más esencial: de ser.

09442f95341f486f93bcb07978276293

Han pasado ya unos meses desde que entré al gimnasio y estoy muy contenta de platicarte que sí he logrado bajar de peso, cambié totalmente mi chip de pretender alguien que no soy. Aprendí a pararme frente al espejo totalmente desnuda y vi todas mis hermosas imperfecciones, literal me abracé y agradecí por todo lo que mi cuerpo ha sostenido durante años, pues es cierto que todos tenemos la complexión que necesitamos para cargar lo que se presenta día a día, además ¿cómo pretendía que mi estructura cambiara de repente después de haberlo descuidado por años?, pues bien, me abracé tan fuerte y me prometí que desde ese día lo cuidaría con buena alimentación, ejercicio, que nadie lo criticara y, sobretodo, que no me autocriticara.

6a8a634f93be346e82034d1308cc4fd5

La lección que me dejó todo esto es que nuestro cuerpo y mente JAMÁS nos van a sabotear, son parte de ti y quieren lo mejor para que funciones al 100 por ciento, así que escúchalos y atiéndelos y, sobre todo, nunca hagas las cosas por algo o alguien más.

¡Gracias por leer, te envío besitos sabor a hamburguesa que me comí!


    Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/wearegir/public_html/sritaconfeti.com/wp-includes/functions.php on line 4609

    Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/wearegir/public_html/sritaconfeti.com/wp-content/plugins/really-simple-ssl/class-mixed-content-fixer.php on line 111