0

¿Cuál es el secreto de las relaciones sanas?

junio 25, 2020

Cuando sentimos que una relación no está yendo por un buen camino, puede ser porque algunas de las personas involucradas han estado dejando pasar ciertas situaciones; esto se debe a la falta de comunicación que podemos llegar a tener, y, a nuestra casi nula capacidad a decir NO.

Una forma de poder lograr que una relación sea sana es poner límites.

Los límites pueden representarse como una línea que marcamos para decidir lo que permitimos y no en nuestras relaciones.

No es fácil poner límites, sobre todo porque muchas veces no sabemos cómo hacerlo, y nos cuesta decir abiertamente lo que nos molesta, por lo que solo esperamos que la otra persona lo capte sin siquiera haber hablado sobre ello, y no tiene que ser así.

La mayoría del tiempo estamos pensando cómo y cuáles indirectas lanzar para que la otra persona capte esos límites que queremos establecer, pero, no muchas veces funciona y es normal, ya que no somos adivinos.

Por esto, lo recomendable es hablar claro y decirlo directamente.

Lo mejor que podemos hacer tanto para nosotros mismos como para los demás es establecer los límites desde el principio de una relación, porque, si desde la primera vez permites un trato que no es de tu agrado, y no se lo hacer saber a la otra persona en el momento, lo va a tomar como algo que es posible y lo seguirá haciendo, logrando que con el tiempo sea más difícil poder hablar de ello y ponerle un alto.

No me refiero únicamente a las relaciones sentimentales, sino a todo tipo de relaciones que vivimos día con día, con nuestra familia, amigos, compañeros de trabajo, entre otras.

Es importante sobre todo conocernos, saber qué es lo que nos gusta, lo que no nos gusta, cómo nos gusta que nos traten y lo que permitimos. Es así como vamos creando nuestros límites. De igual forma debemos ser firmes al momento de expresarlos, dejando claro que eso no lo vamos a tolerar, sea quien sea.

A mí me ha costado mucho poder lograrlo, debido a que nunca me ha gustado hacer sentir mal o incomodar a la personas, dejando pasar muchas actitudes y tratos que realmente me lastimaban con tal de no hablar, pero, me di cuenta que lo único que ganaba con eso era hacerme daño a mí misma, porque si yo no hablaba y marcaba mis límites nadie lo iba a hacer por mí.

Tengo que admitir que todavía hay algunas veces que vuelvo a caer en esto, pero, con un poco de reflexión sé qué debo hacerlo lo más pronto posible para así evitar que se repita.

Debemos tener la seguridad y confianza de poder poner los límites que queremos en cualquier relación de nuestra vida, sin culpa ni miedo de ofender o hacer sentir mal a la otra persona.

Puede suceder que algunas personas se lo tomen a mal, porque no siempre estamos acostumbrados a que alguien sea directo y nos ponga un límite en cualquier situación, pero, no debes acobardarte cuando eso pase, al contrario, debes hacerle entender porqué es que pusiste estos límites, y tal vez, la manera en la que te afectan.

Si realmente es una persona que te quiere y le importas, lo aceptará, porque lo que menos busca es hacerte daño. No te sientas culpable, lo más importante es que tú te sientas bien y priorices tus sentimientos y tu bienestar.

Bien, ahora lo sabes, el secreto de las relaciones sanas son los límites y la comunicación abierta.

By: Isaura Aguirre

    Leave a Reply


    Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/wearegir/public_html/sritaconfeti.com/wp-includes/functions.php on line 4609

    Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/wearegir/public_html/sritaconfeti.com/wp-content/plugins/really-simple-ssl/class-mixed-content-fixer.php on line 111