0

A veces creo que no soy suficiente

abril 29, 2020

Sabes, yo no apoyo ese discurso de que “todas somos hermosas”. SÍ, ASÍ COMO LO LEES.

¿Sabes por qué? Porque debajo de ese mensaje hay letras chiquitas que dicen:

“Las chicas altas, esbeltas y de sonrisa perfecta son el máximo ideal de belleza.
Acepta que tú no eres así y nunca podrás serlo, pero recuerda que también eres
bonita. No tan bonita que ella, pero también eres bonita.”

Aquí es donde me pregunto: ¿Por qué tengo que alcanzar ciertos parámetros para que me pongan y me ponga a mi misma la etiqueta de “Belleza”? ¿Te imaginas que todas entráramos en esos estereotipos de belleza que la sociedad dicta? ¡Todas seriamos casi clones de la otra! Y eso seria horrible, ¿Dónde queda la originalidad?¿Dónde queda la diversidad?

Sé que durante años te has comparado y juzgado. Miras a tu alrededor y ves a la chica que es más alta, a la del cabello brillante, a la de los ojos grandes, a la de la nariz pequeña, a la que es más delgada o a la que tiene una sonrisa de comercial. Toda la vida nos han hecho creer que ser bella es verse, parecerse y actuar de
determinada forma.

Si las narices respingadas, el color de piel o las medidas perfectas no fueran pautas socialmente impuestas… ¿Qué sería lo “ideal”?
Yo creo que entonces miraríamos con más atención los rasgos de cada persona y los propios, pero no para criticar, comparar o excluir, sino para exaltar y valorar. Nos daríamos cuenta que todos somos igual de poderosos, porque poseemos una belleza que es mucho más valiosa que la dictada por la sociedad (que es tan banal).

Me refiero a una belleza única , compuesta por la peculiar combinación que hacen tus ojos, tus labios, tus cejas, el tamaño de tus dientes y cualquier otro aspecto que resalta en ti ¡sin importar como sea!

También incluye tu cabello y la forma en que lo arreglas, las prendas que te gusta usar y lo que representas con ello. Las líneas de expresión que aparecen en tu rostro cuando sonríes, la cantidad de lunares que tienes en el cuerpo y las cicatrices que nunca se borraron.


Esta belleza no se limita a lo físico, porque también incluye tus intereses, sueños, tu actitud ante la vida y la confianza en ti misma. Tu terquedad, tu bondad, tu seriedad, tu curiosidad, tu alegría por las cosas más simples o tu resiliencia ante situaciones difíciles. Tus chistes malos, tus miedos, lo escandalosa que es tu risa, tus tic´s y todas esas rarezas que dentro de un pensamiento carente podrían considerarse defectos, pero que no lo son.

¿Ves? La mayoría de las veces no es que odies algo de ti , es que la sociedad te ha hecho CREER QUE NO ERES SUFICIENTE.

No se trata de aceptarse porque no nos queda de otra y es lo que hay, es comprender que las diferencias nos hacen especiales, interesantes, singulares e irremplazables.

No olvides que siempre se pueden modificar cosas de nuestra apariencia, actitudes hacia los demás, ideas que con las que crecimos o aspectos de nuestra forma de ser con las que no estamos conformes o felices. ¡Eso también esta bien!

Solo procura que ese cambio sea porque TÚ lo quieres y no porque los demás te hayan hecho pensar que hay algo malo contigo.

Arráncate las etiquetas.
Sé tu misma.
Enaltece tus diferencias.
Y ve por el mundo presumiendo TU SUPERPODER:
¡NADIE ES IGUAL A TI!.

    Leave a Reply


    Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/wearegir/public_html/sritaconfeti.com/wp-includes/functions.php on line 4609

    Notice: ob_end_flush(): failed to send buffer of zlib output compression (0) in /home/wearegir/public_html/sritaconfeti.com/wp-content/plugins/really-simple-ssl/class-mixed-content-fixer.php on line 111