Podemos empezar formulando la pregunta: ¿Qué es la envidia? Y se los voy a contestar de diferentes formas.

Según el diccionario, nos dice que la envida es un  sentimiento de tristeza o enojo que experimenta la persona que no tiene o desearía tener para sí sola algo que otra posee. O en simples palabras, el deseo de hacer o tener lo que otro hace o tiene.

Para mí, la envidia es la inseguridad que cada uno tiene, esa que corroe por dentro y susurra al oído ‘No puedes hacerlo’ o ‘No lo tienes y ella/él sí’, a todas nos pasa en algún momento de la vida y no podemos decir lo contrario. Pero tenemos que encontrar la manera de superar esos malos pensamientos, y comenzar a alegrarnos por lo que tenemos y hacemos, y también celebrar que los demás progresan.

Aseguro que no soy la más indicada para hablar de este tema, pero lo he escogido porque sé más que nadie lo difícil que es para uno superar ciertas costumbres que lleva desde mucho tiempo. También, porque pienso que quizás hablando de ello puedo ayudar a las demás y ayudarme a mi misma a superar esto, y dejar de mirar la televisión o  a otras personas pensando ‘Nunca podré llegar a ser así’ o ‘¿Por qué ella/él?’ Seguir nuestros propios sueños y sin hacernos tanto problema por como gira el mundo.

IMAGEN 2sueños

¿Cómo convertir la envidia en superación?

No es nada fácil sacar esos malos pensamientos y comentarios de nuestras mentes.

Sabemos que cada persona es única, no es malo, nada más alejado a ello, es enteramente bueno, si no, imagínense si a  todas las personas nos gustaran las misma cosas, hiciéramos lo mismo, pensáramos igual, sería monótono y muy cansado. Por ello, hay que entender desde el principio, que ser diferentes conlleva  tener cosas distintas; diferentes tiempos para realizar o llevar a cabo nuestros objetivos, el pensamiento de cada uno es original e irrepetible, nuestras metas no son las mismas, pero no significa que no podamos compartir, alegrarnos y seguir algún tramo de camino con otros.

Una vez que entendamos todo esto, estamos preparadas para comenzar a convertir la envidia en superación:

  • Dejemos de compararnos: Es fácil decir no tengo eso que ella tiene, pero tendremos que empezar a decir ella lo tiene ¡Qué Bueno! Y pensar que si ellos pueden ¿Por qué uno no?
  • Dejemos de prejuzgar: Esto es esencial,  dejar de suponer como se consiguen las cosas, dejar de suponer ciertas otras, dejar de prejuzgar tanto a las personas como a las circunstancias. Escuchemos, observemos y conozcamos, luego hablemos con ciencia cierta si eso está bien o está mal a nuestro criterio.
  • Propongamos pequeñas metas: cada mañana al despertar podemos pensar en pequeños objetivos diarios que nos llevé a esa gran meta que queremos para nuestro futuro, para no sobrecargar nuestros sueños.
  • Evitar el estrés: lo que trae de la mano la envida, es el estrés, la mala vibra y los malos pensamientos, cuanto más evitemos la envidia, más evitamos malos momentos.
  • Más motivación: veamos el progreso de los demás como motivación para seguir levantándonos, seguir por el camino a nuestras propias metas.
  • Siempre tener ideas claras: nada mejor que tener una idea clara de lo que se quiere, para no embarullar sus mentes con ideas ‘chatarras’ que, al fin y al cabo, no nos sirven para nada.
  • Nunca llenarnos de falsas expectativas: un ejemplo claro de esto es ‘El mes que viene me sale eso que tanto quiero’, y el mes pasa y no sale, ¡QUE DECEPCIÓN!, tengamos en claro que el tiempo hace de nosotros, no nosotros del tiempo, esperemos, tengamos paciencia, que si está en nuestro camino, el tiempo lo pondrá a nuestra disposición. Queda en nosotras tomarlo o dejarlo.

IMAGEN 3café

No vamos a recargarnos  de tips para superarnos tan de golpe, propongo que en una semana ponga a prueba los que hoy les doy y reflexionemos como nos va.

Recuerden: – No comparaciones.

-No prejuzgar

-No Estrés

– Sí Pequeñas Metas Diarias.

-Sí Motivación.

-Sí Ideas Claras

Así endremos una parte de nuestras vidas un poco más ligeras, podremos meter en nuestra mente cosas más importantes sin distracciones. Podremos tomarnos un café con nosotras mismas y el tiempo, tranquilas y a sabiendas que si está en nuestro camino, pues, llegará tarde o temprano.

¡NO DESESPEREN!

Antonella Vide
You can also like this posts
Jun 30, 2018
Era viernes, mi día favorito de la semana, el clima increíble, todo iba bien y me llega el mensaje de mi amiga sufriendo por que, según sus palabras &q ...
Jun 30, 2018
Alguna vez has reflexionado sobre la forma en que tratas a tu cuerpo, la manera en que lo cuidas o descuidas, recuerda que gracias a él puedes lograr tod ...
Jun 30, 2018
“Siempre me he sentido insuficiente, que no merezco lo bueno que me pasa, seguro todos los halagos los dicen solo para hacerme sentir mejor. ¿Cómo p ...

Leave your comment here:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Do not spam our blog. Your comment will be checked by administration.