Hace 2 años fundé este proyecto porque veía una constante en las chicas entre 16 y 30 años: estrés, cansancio, ansiedad, angustia y muchas preguntas sin resolver en redes sociales.

Yo tengo 29 años y a veces estoy exhausta de todo, siento que quiero dejar todo y a veces todo me pesa. No, no le eches la culpa a “las hormonas”, siempre hacemos eso: “Seguro estoy hormonal”, como si fuera algo malo o una enfermedad exclusiva de las mujeres.

Cuando nos sentimos así es porque cargamos con demasiado de todo. La transición en diferentes etapas de nuestras vidas son de golpe y no tomamos las cosas despacio, todo es rápido. Un día estás estudiando, al día siguiente ya tienes trabajo y te tratan como si dominaras 4 años de experiencia, tal vez te acabas de mudar y crees que todo debes de hacerlo sola, igual y te mudaste con tu pareja y a los 5 meses te diste cuenta que no era lo tuyo. ¿Ves? Éstas cosas pasan.

large (3)

Ahora, la etapa entre los 20’s y 30’s es ese momento de desarrollo en el que debemos de tomar muchas decisiones importantes porque así la sociedad lo decidió: “Tengo 24 y no tengo trabajo, que fracasada”, “Tengo 28 y más sola que un hongo”, “Tengo 25 y sigo viviendo en casa de mis papás”. Entre otras situaciones que nos hacen auto exigirnos demasiado y no vivir las cosas a su debido tiempo. Todo pasa tan rápido que a veces nos perdemos en el camino y PUM, corto circuito.

El hecho de tener TANTA presión hace que se desencadenen diferentes situaciones llamadas “Problemas de salud mental” y no, no estás loca, ni eres débil, ni tu vida va a terminar, simplemente tenemos que aprender a identificar qué tenemos, ser honestas con nosotras mismas, trabajar nuestra fuerza interior y salir adelante.

  1. Es normal que a esta edad tengas desordenes de ansiedad

La ansiedad se desencadena a partir de las presiones de “la vida adulta” o de presiones que tu misma te anticipas a tener en tu cabeza: La renta del otro mes, la seguridad de tu trabajo, tu relación personal, tu salud, etc. Una vez que empezamos a crecer, es interesante cómo aprendemos a lidiar con responsabilidades que antes no teníamos, peor si nunca aprendimos a independizarnos desde jóvenes en tareas de la casa o de la vida en general.

La verdad es que la única forma en que no te pase esto es vivir en el presente, yo siempre digo: “La Liza del futuro lo va a resolver, siempre puede porque tengo la capacidad”. No me quedo quieta esperando a que me llegue el dinero, me muevo, creo proyectos, hago cosas. Es lo mismo contigo: mantente en el futuro de lo que puedes resolver HOY, ahorita y no a las 3 am, a las 3 am nadie resuelve nada.

large (2)

        2. Depresión

Conforme tu vida va cambiando hay altos y bajos. Expectativas que tenías de la vida adulta e independiente que no pasan tan rápido como esperas, es ahí cuando la tristeza te invade, la decepción y si dejamos que pase más tiempo: depresión. Sientes culpa, te sientes fracasada, que no puedes, que los demás si tienen y tu no, pierdes el apetito o ganas más apetito.

Lidiar con depresión no es algo que se cura de un día para otro. ¿Sabes lo que yo hago? Tengo rutinas de cuidado personal. Estas rutinas me hacen salir adelante, me recuerdan que debo de cuidarme, salir adelante un día a la vez. Inténtalo, empieza por una rutina pequeña.

 

  3. Sentimiento de soledad

Si bueno, la tía incómoda nunca ayuda, mucho menos tu home de Facebook lleno de bodas y familias.

¿Te soy honesta? A mi no me importa nada de eso, pero supongo que puede que a ti sí. ¿Sabes por qué? porque no sabes estar contigo misma. El sentimiento de soledad empieza cuando no hemos aprendido a amarnos lo suficiente como para disfrutar de nuestra propia compañía.

Empieza a amarte, pasa tiempo contigo, descubre lo que te gusta y lo que quieres hacer el resto de tu vida.

large (1)

            4. Burnout, falta de enfoque y estrés

Es mi favorito en el sentido en el cual yo padezco de esto… siempre. Porque a veces se me olvida que tengo que darle reset a mi cabeza, ambiente y ritmo de vida. El no darte ese tiempo de descanso REAL (REAL de desconectarte de redes sociales y tus conocidos) hace que acumules demasiado: ideas, sentimientos, energía, tareas, preocupaciones, etc. Lo he aprendido poco a poco: cada 6 meses necesito desconectarme de todos y pasar tiempo a solas en un lugar lejano en el que aprenda cosas nuevas o simplemente pase un tiempo de paz conmigo misma.

 

¿Ves que no estás mal? A todas nos pasa un poco de todo y si reconoces alguna de arriba, ¿qué vas a hacer para estar mejor hoy y el resto de tu vida?

 

 

Srita. Confeti
You can also like this posts
Oct 24, 2017
Para ti, ¿qué es la felicidad?, esta frase resonó muy dentro de mi gracias a la película Vanilla Sky. Es de esas cosas que, si de pronto te preguntan, ...
Oct 22, 2017
Nos sentimos muy contentas y orgullosas de que hayas decidido emprender este viaje. Sabemos que no es fácil convertirte en la Srita. Confeti de tus sueñ ...
Oct 21, 2017
Actualmente existe mucha información sobre personas tóxicas, el ámbito en el que se desarrolla esta situación, cómo reconocerla y en ocasiones cómo ...

Leave your comment here:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Do not spam our blog. Your comment will be checked by administration.