Imagina el siguiente escenario: te despiertas tarde, corres a bañarte y te pegas en el dedo chiquito del pie. Te vistes para después derramarte encima el café y culpar a la estúpida taza, sales volando al trabajo y ese día te toca una manifestación. Llegas tardísimo al trabajo, justo para entrar a la junta donde te enteras que el proyecto que esperabas, se lo dieron a alguien más, tú: te congelas y no sabes que decir, sientes un coraje en el estómago por no haber defendido tu trabajo. Acto seguido, te marca tu novio para cambiar el plan de la cena de hoy en la noche, (¿qué le pasa, será tiempo de terminar con el?) Le gritas y cuelgas. Te escribe tu amiga por whatsapp, quedaron de comer juntas para hablar de porque se pelearon la semana pasada, la dejas en visto, hoy no tienes cabeza, solo piensas en ti. ¿Cómo te pudo pasar todo esto?

Pausa_02

¿Te sonó familiar?

Ok, tal vez mi ejemplo fue extremo, pero todas hemos experimentado situaciones que se nos salen de control o que nos hubiera gustado hacer algo diferente, la vida no es siempre color de rosa, confeti y unicornios, hay momentos en los que nada sale bien. Si te fijas hay un común denominador en estás situaciones: actuamos como el efecto y no la causa (piensa en una que te haya pasado recientemente donde te hubiera gustado hacer las cosas distintas).

 

¿Qué significa ser el efecto?

Cuando actuamos de manera impulsiva, en mood víctima -pobrecita de mi, todo me pasa, ¡no es justo!!-, cuando reaccionamos sin pensar ni tener consciencia, quejándonos, discutiendo, dudando, buscando tener la razón y aprobación, etc., todo esto es ser el efecto. En pocas palabras, cuando dejamos que nuestras reacciones y emociones impulsivas nos manejen, cuando actuamos en automático, cediendo así el control de la situación, para después preguntarnos: “¿en qué momento dije/hice eso?” y como consecuencia las cosas no salen como queremos.

Pausa_01 (1)

 

Por lo general, las tres manifestaciones del comportamiento reactivo son: pelear (cuando reaccionamos), huir (preferimos evadir la situación) o cuando nos congelamos (no hacemos nada). La importancia de tomarnos una pausa es lo que nos ayuda a: ver el cuadro completo, tomar el control, ser conscientes y volvernos la causa (tomar mejores decisiones para ser la CEO de nuestras vidas).

 

Te comparto tres puntos que a mi me han ayudado mucho a conectar con esta pausa que es tan importante antes de reaccionar:

 

  1. ¡Respira! – Si controlas tu respiración, controlas tu mente.

-Respiración cuadrada: Inhala profundo en cuatro tiempos, sostén el aire en cuatro tiempos y después exhala en cuatro tiempos, puedes repetir las veces que sean necesarias.

Esto te permitirá dar un paso atrás en la situación, tranquilizarte y observarla desde otra perspectiva.

Pausa_05

 

  1. Piensa y analiza – ¡Pónte en control de la situación!

Recuerda que tu reacción es el único enemigo: identifica tu emoción y analiza tu reacción antes de hacerlo (pelear, huir o congelarte) ¿de verdad vale la pena que reacciones así?. Pregúntate si tu manera de manejar la situación te acerca o te aleja de tu objetivo (una relación sana, el trabajo de tus sueños, cuidar tu salud, etc.)

 

  1. Actúa de manera proactiva

¿Existe otra manera de resolver la situación? Haz consciente cual es tu reacción automática y cámbiala: ¡sal de tu zona cómoda! Si normalmente tu reacción siempre es de gritar o por el contrario de nunca hacer nada, aprovecha la pausa y cuestiónate que es lo que quieres de verdad, para después actuar: tal vez es renunciar a un trabajo que llevas odiando desde hace años, terminar una relación en la que constantemente peleas o tener esa conversación difícil con alguien para arreglar malentendidos. (si, va a ser incómodo y difícil) como todo; al principio cuesta trabajo, pero después de hacerlo te sentirás en control de tus acciones y más segura de ti misma.

 

Recuerda que no importa lo que te pase o te deje de pasar, lo importante es como reaccionas o enfrentas el “problema” que tienes enfrente. La pausa nos ayuda a conectar con nuestras emociones, ser honestas, conscientes y así poder tomar la mejor decisión. Así, estarás creando MAGIA, en lugar de reaccionar.

 

 

 

Diana Sardas
You can also like this posts
Jul 4, 2018
Sí estás acá es porque quieres darle un toque mágico a tu vida, dando lo mejor de ti al mundo, darle significado a todo aquello que haces.   ...
Jun 30, 2018
Era viernes, mi día favorito de la semana, el clima increíble, todo iba bien y me llega el mensaje de mi amiga sufriendo por que, según sus palabras &q ...
Jun 30, 2018
Alguna vez has reflexionado sobre la forma en que tratas a tu cuerpo, la manera en que lo cuidas o descuidas, recuerda que gracias a él puedes lograr tod ...

Leave your comment here:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Do not spam our blog. Your comment will be checked by administration.