Desempeñamos distintos papeles: Hija, alumna, novia, empresaria y lo que se acumule. Entre tantos roles que debemos cumplir, y si nos encanta esparcir nuestra magia en todos los ámbitos de nuestra vida, no es raro que lleguemos a sentir que el tiempo no nos alcanza. ¿Cómo podemos organizar nuestras actividades diarias y rendir al máximo en cada una de ellas?

Comencemos a organizarnos 5

Te comparto 5 sencillas formas de lograrlo:

1. Define tus objetivos

¿Qué metas quieres lograr en cada área de tu vida? La definición de tus objetivos te ayudará a alcanzarlas, así como a tener una visión más clara sobre las actividades en las que debes concentrarte.
Un objetivo inteligente (o SMART, en inglés) debe cumplir las siguientes características:

• Específico: Responde, ¿qué quieres lograr? y ¿cómo vas a hacerlo?.
• Medible: Tu objetivo debe ser cuantificable o no podrás analizar tu desempeño.
• Alcanzable: Aunque ambicioso, tu objetivo debe ser posible, así, si el plan falla, puedes cambiar el plan pero no la meta.
• Realista: De acuerdo a los recursos disponibles y a tú motivación, el objetivo debe estar dentro de tus posibilidades.
• Definido en el Tiempo: Establecer una línea de tiempo para tu objetivo, te ayudará a identificar las distintas etapas para alcanzar tus metas.

Comencemos a organizarnos 1

2. Analiza la forma en que utilizas tu tiempo

Durante dos semanas, lleva un registro de todas las actividades que realizas. En papel o de forma electrónica, divide tu día en bloques de 30 minutos y anota a qué te dedicaste en cada sección. ¿Son tareas productivas o improductivas?, ¿cómo saberlo? Si la tarea en cuestión aporta a lograr tus objetivos, no hay duda, es una tarea productiva.

Comencemos a organizarnos 2

3. Primero lo primero

¿Acarreas baldes o construyes tuberías? Es decir, te dedicas a tareas urgentes -que se deben realizar inmediatamente o el mismo día o te enfocas en las tareas importantes-.
Una manera muy eficaz de diferenciar entre ambas y clasificar todas tus tareas es utilizando la matriz del reconocido escritor Steven Covey, autor de Los 7 hábitos de las personas altamente efectivas. Esta matriz contiene las siguientes dimensiones: importante/no importante y urgente/no urgente. Al combinarlas, se obtienen cuatro cuadrantes, que te explico a continuación:
• Cuadrante 1: el de las actividades importantes y urgentes, representa la necesidad, estas actividades deben hacerse sin falta, como atender crisis, reuniones de emergencia, imprevistos, etc.
• Cuadrante 2: el de las actividades importantes pero no urgentes, es el cuadrante de la productividad extraordinaria y es donde debemos pasar la mayoría del tiempo. El pensamiento creativo, la creación de relaciones, el aprendizaje y el desarrollo personal, ocupan este cuadrante.
• Cuadrante 3: representa distracción, son las tareas no importantes ni urgentes como las interrupciones innecesarias o las reuniones irrelevantes.
• Cuadrante 4: incluye el trabajo trivial, los chismes, las redes sociales de forma excesiva, es decir, todo lo que no te hace ser una mejor persona.
¿La mayor parte de tus tareas están en el cuadrante 2? ¡Felicidades! De lo contrario, reflexiona ¿qué puedes hacer para cambiarlo?

Comencemos a organizarnos 3

4. Planea, planea, planea

Al finalizar cada día de actividades, tómate un tiempo para planificar. Aprende a crear y utilizar un bullet journal y dedica unos minutos de tu día para planear las actividades del día siguiente. Formar este hábito reduce el estrés, amplía la visión de tus proyectos y ayuda a lograr los objetivos, brindándote un sentimiento de satisfacción personal.
Un consejo: Fíjate no más de 3 metas al día y enfócate en ellas. Alcanzar esta metas cada día, te brinda motivación para buscar más.

Comencemos a organizarnos 4

5. Aprende a decir “no”

No podemos hacer todo lo que queremos al mismo tiempo, por eso es importante elegir nuestras batallas. Si se te presenta una tarea urgente y puedes hacerla en menos de 2 minutos, hazlas, de lo contrario automatiza, delega o pide ayuda para lograrla, de tal forma que puedas seguir concentrada en tus actividades importantes.

Espero que estos sencillos pasos detonen en ti la motivación para un cambio personal y no olvides incluir entre tus actividades importantes el cuidado propio. Date tiempo para ti, para crear y mantener una rutina, comer bien, realizar alguna actividad física, leer, compartir tiempo con tus seres queridos y divertirte. Recuerda que tú eres el proyecto más importante de tu vida.

Laura Figon
You can also like this posts
Nov 7, 2017
Hace 2 años fundé este proyecto porque veía una constante en las chicas entre 16 y 30 años: estrés, cansancio, ansiedad, angustia y muchas preguntas ...
Oct 24, 2017
Para ti, ¿qué es la felicidad?, esta frase resonó muy dentro de mi gracias a la película Vanilla Sky. Es de esas cosas que, si de pronto te preguntan, ...
Oct 22, 2017
Nos sentimos muy contentas y orgullosas de que hayas decidido emprender este viaje. Sabemos que no es fácil convertirte en la Srita. Confeti de tus sueñ ...

Leave your comment here:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Do not spam our blog. Your comment will be checked by administration.